//
 

Alonso & Ros

Abogados. Asesoría y servicios jurídicos a empresas y trabajadores

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Despido nulo de un trabajador de baja médica. Sentencia del Tribunal Supremo de 31-01-2011

Valoración de este artículo por los usuarios: / 7
PobreEl mejor 

Despido nulo de un trabajador de baja médica (En situación de Incapacidad Temporal). Sentencia del Tribunal Supremo de 31-01-2011.

¿Cambio de criterio del TS con respecto a sus sentencias anteriores que consideraron improcedentes y no nulos despidos de trabajadores en situación de baja médica?.

 Nota: Ver también el artículo "Posible nulidad el despido del trabajador que coge bajas médicas ... por una enfermedad que le acarrea limitaciones. Criterios del Tribunal de Justicia de la Unión Europea".

 

Antecedentes:

No son pocos los trabajadores e incluso empresarios que consideran que no se puede despedir a un trabajador que está de baja médica (En situación de Incapacidad Temporal).

Hasta la sentencia de 31-01-2011, cuando un trabajador de baja médica, ha acudido a los tribunales para intentar conseguir la declaración de nulidad del despido, los pronunciamientos del Tribunal Supremo han rechazado esa pretensión, no considerando nulos esos despidos.

El 31-01-2011, el Tribunal Supremo, en un caso de despido de un trabajador que se encontraba en situación de baja médica por Incapacidad Temporal, declara nulo el despido por que se habían vulnerado derechos contemplados en el artículo 15 de la Constitución Española.

 

Ahora bien, el que el Tribunal Supremo considerase en el caso enjuiciado en su sentencia del 31-01-2011 que el despido de un trabajador que estaba en situación de incapacidad temporal (baja médica) era nulo, no supone contrariamente a lo que pudieran parecer a primera vista, un cambio de parecer en  la línea jurisprudencial del Tribunal Supremo, y ello por los siguientes motivos:

  1. En las sentencias anteriores, los hechos enjuiciados, infracciones alegadas, derechos constitucionales alegados infringidos, y causas acreditadas como desencadenantes del despido no son iguales a los de la sentencia de 31-01-2011.
  2. En las sentencias anteriores no se han acreditado presiones de la empresa para que el trabajador se reincorpore cuando existe un parte médico expedido por un facultativo de la sanidad público.
  3. En las casos enjuiciados en las sentencias anteriores no se acredita una vulneración del derecho a la integridad física reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española, que si se acredita por la sentencia de 31-01-2011.

Así en Sentencia STS de 29-01-2009, en que se alegó por el trabajador la  vulneración del artículo 14 de la Constitución Española (discriminación), no se reconoce la nulidad del despido por que la enfermedad, sola y por si misma, y con carácter general, no es causa de nulidad del despido, por no ser la enfermedad una de las causas  o motivos de discriminación recogidos en el artículo 14 de la CE.,

Artículo 14 de la CE

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

  En STS , en que se invocaba por el trabajador despedido estando de baja que se le había discriminado por razón de discapacidad  en los términos previstos en los artículos 4.2.c.2º y 17.1 del Estatuto de los Trabajadores y de la directiva 2000/78,  se rechaza la nulidad en base a  la interpretación que hace de la citada directiva el Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de Junio de 2006, según la cual enfermedad no es discapacidad, y por lo tanto en el despido de un trabajador de baja médica no se vulneran los artículos 4.2.c ni el 17.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Estatuto de los Trabajadores.

Artículo 4. Derechos laborales.

4.En la relación de trabajo, los trabajadores tienen derecho:

c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español.

Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.

Artículo 17. No discriminación en las relaciones laborales.

1. Se entenderán nulos y sin efecto los preceptos reglamentarios, las cláusulas de los convenios colectivos, los pactos individuales y las decisiones unilaterales del empresario que den lugar en el empleo, así como en materia de retribuciones, jornada y demás condiciones de trabajo, a situaciones de discriminación directa o indirecta desfavorables por razón de edad o discapacidad o a situaciones de discriminación directa o indirecta por razón de sexo, origen, incluido el racial o étnico, estado civil, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación o condición sexual, adhesión o no a sindicatos y a sus acuerdos, vínculos de parentesco con personas pertenecientes a o relacionadas con la empresa y lengua dentro del Estado español.

Serán igualmente nulas las órdenes de discriminar y las decisiones del empresario que supongan un trato desfavorable de los trabajadores como reacción ante una reclamación efectuada en la empresa o ante una acción administrativa o judicial destinada a exigir el cumplimiento del principio de igualdad de trato y no discriminación.

En STS de 21-02-2009, en que por el trabajador se invoca que se ha vulnerado su derecho a la salud y que tal vulneración implica una vulneración de los “derechos fundamentales y libertades públicas”  previstas en el artículo 55.1 del Estatuto de los trabajadores. El Tribunal Supremo rechaza la nulidad por esos motivos alegados, ya que considera que el derecho a la salud no está dentro de los “derechos fundamentales y libertades públicas” contemplados en el Título Primero, Capítulo II, Sección 1ª de la Constitución Española  y en el artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores.

Estatuto de los Trabajadores. Artículo 55. Forma y efectos del despido disciplinario.

5. Será nulo el despido que tenga por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley, o bien se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador.

 

En STS de 22-09-2008, en un proceso en que el trabajador alega que al ser despedido por enfermedad se lesionan sus derechos a la integridad física protegida por el articulo 15 de la  Constitución Española , se indica por el Tribunal Supremo que en ese caso concreto, con el despido no se ha dañado ni perjudicado la salud personal, si no más bien su derecho al trabajo, lo cual no hace merecedora de nulidad la decisión empresarial del despido.

Tanto en esta sentencia como en las anteriores, el despido se había producido como consecuencia de una reacción que podríamos llamar económica del empresario ante las consecuencias para la empresa del estado de salud del trabajador, y no como  consecuencia de una coacción o amenaza que suponga un riesgo o daño  para la salud del trabajador con vulneración de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española  según la doctrina del Tribunal Constitucional.

Llegados a este punto, y con objeto de analizar el aparente cambio del TS en su sentencia de 30-01-2011,  es importante saber cuál es la doctrina al respecto del Tribunal Constitucional  recogida en sus sentencias 62/2007 y 160/2007 respecto a un despido en que hay una acción u omisión del empresario que supone un riesgo o daño para la salud del trabajador

El Tribunal Constitucional, si considera que "el derecho a que no se dañe o perjudique la salud personal queda comprendido en el derecho a la integridad personal", pero indica que no todos los supuestos de riesgo o daño para la salud tienen por que implicar una vulneración del derecho fundamental recogido en el artículo 15 de la Constitución Española (Derecho a la integridad física), y que esa vulneración solo se daría en aquellos supuestos en que se acredite que mediante la acción u omisión del empresario se produce un peligro grave e inminente para la salud del trabajador.  

En esas dos sentencias el Tribunal Constitucional considera que de entre las acciones u omisiones del empresario que suponen un riesgo para la salud y una lesión del derecho a la integridad física protegido por el art. 15 de la CE, estaría la “presión bajo amenaza de despido para que el trabajador abandone el tratamiento médico”.

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

TÍTULO I De los derechos y deberes fundamentales

CAPÍTULO SEGUNDO Derechos y libertades

SECCIÓN 1.ª De los derechos fundamentales y de las libertades públicas

Artículo 15

Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.

 

Este supuesto, de presión bajo amenaza de despido para que el trabajador abandone el tratamiento médico no se había dado en los supuestos contemplados en las sentencias anteriores del Tribunal Supremo, y si se habría dado en el caso enjuiciado en la sentencia de 31-01-2011, por eso en ese caso el Tribunal Supremo si que ha declarado como nulo el despido, sin que ello suponga en modo alguno un cambio interpretativo del mismo.

Así en el citado caso de despido de un trabajador de Mercadona, del relato de la citada sentencia del 31-01-2011 del TS, se deduce que se han dado los siguientes hechos que a juicio del TS si implican la nulidad del despido por vulnerarse el derecho a la integridad física protegida por el artículo 115 de la Constitución Española y que son:

  • El trabajador estaba de baja médica, prescrita por facultativos de la sanidad pública.
  • La empresa tiene un servicio médico propio, que mientras el trabajador está de baja se reúne al menos una vez con él manteniendo una conversación con el mismo.
  • En la carta de despido se le achaca al trabajador no colaborar durante la baja laboral con el servicio médico de la empresa, ni con el resto del departamento.
  • La empresa, en muchas ocasiones, ha despedido a trabajadores que se encuentran en situación de baja médica cuando no aceptan las recomendaciones del servicio médico de empresa encaminadas a una reincorporación paulatina.

 

  • En uno de los fundamentos jurídicos de la sentencia de 31-01-2011, se recoge una afirmación “en la que se menciona el comportamiento de la empresa que opera, como "práctica habitual", "coaccionando a los trabajadores para  que se reincorporen a su puesto de trabajo... cuando existe un parte médico expedido por un facultativo de la sanidad pública que entiende que el trabajador no se encuentra en condiciones para reincorporarse al trabajo"; coacción que se vincula a la advertencia de adoptar "el despido para el caso de no aceptar la propuesta"

  • La sentencia impugnada argumenta, con cita de la STC 62/2007 , que la amenaza con el despido si no se abandona la protección de la salud que le brinda el sistema público, cuyos facultativos juzgaban necesaria la permanencia en la incapacidad temporal, constituye una vulneración del derecho a la integridad física del art. 15 de la CE .

 

Por ello en este caso la sentencia del Tribunal Supremo desestima el recurso de la empresa y si declara la nulidad del despido.

  Ver también el artículo "Posible nulidad el despido del trabajador que coge bajas médicas ... por una enfermedad que le acarrea limitaciones. Criterios del Tribunal de Justicia de la Unión Europea".

 
Última actualización el Sábado 06 de Julio de 2013 15:33  

Síguenos en facebook_minilogotwitter_minilogo

Translate this page

 
Síguenos en facebook_minilogotwitter_minilogo

Legislación

Código QR de esta página

QR-Code dieser Seite

Juzgado Mercantil

Buscador A&R

Loading

Artículos relacionados con este: