//
 

Alonso & Ros

Abogados. Asesoría y servicios jurídicos a empresas y trabajadores

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Despido objetivo. Retenciones a practicar a un trabajador con el cual se pacta una indemnnización superior a la recogida en el estatuto de los trabajadores

Valoración de este artículo por los usuarios: / 7
PobreEl mejor 

Resumen :

  • Respuesta de Hacienda a Consulta vinculante relativa a la retención a practicar a un trabajador despedido por causas objetivas y que en conciliación judicial (no administrativa ), se le reconoce una indemnización adicional de 50.000 euros a percibir en tres años (25 mensualidades).
  • La respuesta se realiza conforme a la normativa en vigor en 2011. (Por ejemplo a la fecha de publicación de este artículo, la última versión del artículo 7 de la Ley de IRPF es de julio de 2012).
  • Problemas planteados:
    1. De la suma de la cantidad percibida por despido objetivo:  (20 días por año trabajado)+(indemnización de 50.000 euros) => ¿Qué cantidad está exenta de tributar por IRPF?.
      • Respuesta : Desde el 08 de marzo de 2009, para los despidos objetivos la cantidad exenta es la que no supere los límites de indemnización previsto en el ET para los despidos improcedenes (45 o 33 días por año trabajado según antiguedad.).
          • Resto de cantidades se calificarán como rendimientos del trabajo y por lo tanto sujetas a tributación y retención a cuenta.
      • De la cantidad no exenta => ¿Se le puede aplicar la reducción del 40% por ingresos irregulares o superiores a 2 años?  => Y en ese caso … ¿Sobre que cantidad se aplica la retención? .
        1. => Respuesta: La reducción se aplicará a los rendimientos irregulares o cuando el perido trabajado para la empresa supere los dos años, que no superen los 300.000 euros anuales.
      • ¿Como se calcula la reducción si la indemnización se hace efectiva en varios periodos impositivos (25 mensualidades)?.
        1. Se calcula el cociente : (años de servicio en la empresa)/(Periodos impositivos).
        2. Si suponemos que la antiguedad son 7 años y en este caso los periodos impositivos en los que se recibe la indemnización son 3 años => 7/3 => 2,3.
        3. Si el resultado es superior a "2"  => Se podrá aplicar la reducción del 40%. a la cuantía de cada perido de fraccionamiento (año fiscal), que no supere los 300.000 euros.

     

    NUM-CONSULTA            V1736-12

    ORGANO            SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicasla

    FECHA-SALIDA  07/09/2012

    NORMATIVA     LIRPF, 35/2006, Arts. 7 e), 18; RIRPF, RD 439/2007, Arts. 11, 80 y siguientes.

    DESCRIPCION-HECHOS

    La sociedad consultante ha realizado un despido a uno de sus trabajadores calificado, según el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, como extinción del contrato por causas objetivas (causas productivas, organizativas y económicas -letra c) del artículo 52 del Estatuto), con efectos 18 de agosto de 2011.

    Con la comunicación del despido al trabajador, la empresa puso a su disposición una indemnización de 20 días por año de servicio con un tope de una anualidad. Según se establece en el acta de conciliación firmada ante el Juzgado de lo Social, el 12 de enero de 2012, la parte demandante reconoce las causas del despido objetivo y la empresa le ofrece en concepto de indemnización adicional la cantidad de 50.000 euros, que le pagará en 25 mensualidades.

    CUESTION-PLANTEADA

                    Importe retributivo que debe tenerse en cuenta para el cálculo de la indemnización exenta establecida en el artículo 7 e) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Posibilidad de aplicar la exención del artículo 7 e) de la LIRPF a la cantidad adicional de 50.000 euros y, en su caso, importe de la exención.

    Texto original, publicado el 29/11/2006, en vigor a partir del 01/01/2007.

    Modificación publicada el 31/12/2009, en vigor a partir del 01/01/2010.

    Última actualización, publicada el 07/07/2012, en vigor a partir del 08/07/2012.

    Artículo 7. Rentas exentas.

    Artículo 7. Rentas exentas.

    Artículo 7. Rentas exentas.

    e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

    Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que este hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

    e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

    Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que éste hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

    Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos anteriores, en los supuestos de despido o cese consecuencia de expedientes de regulación de empleo, tramitados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores y previa aprobación de la autoridad competente,

    o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

    e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

    Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores,

    o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

    Sobre qué importe se debe aplicar retención y si es aplicable la reducción del 40 por ciento prevista en el artículo 18.2 de la LIRPF.

    Texto original, publicado el 29/11/2006, en vigor a partir del 01/01/2007.

    Última actualización, publicada el 23/12/2010, en vigor a partir del 12/01/2011.

    Artículo 18. Porcentajes de reducción aplicables a determinados rendimientos del trabajo.

    Artículo 18. Porcentajes de reducción aplicables a determinados rendimientos del trabajo.

    2. El 40 por ciento de reducción, en el caso de rendimientos íntegros distintos de los previstos en el artículo 17.2 a) de esta Ley que tengan un período de generación superior a dos años y que no se obtengan de forma periódica o recurrente, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo.

    El cómputo del período de generación, en el caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

    En el caso de que los rendimientos deriven del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones por los trabajadores, la cuantía del rendimiento sobre la que se aplicará la reducción del 40 por ciento no podrá superar el importe que resulte de multiplicar el salario medio anual del conjunto de los declarantes en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por el número de años de generación del rendimiento.

    A estos efectos, cuando se trate de rendimientos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se tomarán cinco años.

    No obstante, dicho límite se duplicará para los rendimientos derivados del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones por los trabajadores que cumplan los siguientes requisitos:

    1.º Las acciones o participaciones adquiridas deberán mantenerse, al menos, durante tres años, a contar desde el ejercicio de la opción de compra.

    2.º La oferta de opciones de compra deberá realizarse en las mismas condiciones a todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

    Reglamentariamente se fijará la cuantía del salario medio anual, teniendo en cuenta las estadísticas del Impuesto sobre el conjunto de los contribuyentes en los tres años anteriores.

    2. El 40 por ciento de reducción, en el caso de rendimientos íntegros distintos de los previstos en el artículo 17.2 a) de esta Ley que tengan un período de generación superior a dos años y que no se obtengan de forma periódica o recurrente, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo.

    El cómputo del período de generación, en el caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

    La cuantía del rendimiento íntegro a que se refiere este apartado sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

    Sin perjuicio de la aplicación del límite señalado en el párrafo anterior, en el caso de que los rendimientos deriven del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones por los trabajadores, la cuantía del rendimiento sobre la que se aplicará la reducción del 40 por ciento no podrá superar el importe que resulte de multiplicar el salario medio anual del conjunto de los declarantes en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por el número de años de generación del rendimiento.

    A estos efectos, cuando se trate de rendimientos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se tomarán cinco años.

    No obstante, este último límite se duplicará para los rendimientos derivados del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones por los trabajadores que cumplan los siguientes requisitos:

    1.º Las acciones o participaciones adquiridas deberán mantenerse, al menos, durante tres años, a contar desde el ejercicio de la opción de compra.

    2.º La oferta de opciones de compra deberá realizarse en las mismas condiciones a todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

    Reglamentariamente se fijará la cuantía del salario medio anual, teniendo en cuenta las estadísticas del Impuesto sobre el conjunto de los contribuyentes en los tres años anteriores.

    CONTESTACION-COMPLETA     

    La presente contestación se formula con arreglo a la normativa vigente en el año 2011, período al que se refiere la consulta.

    Según dispone el artículo 7.e) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), en su redacción original, gozan de exención en dicho impuesto:

    "e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

    Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que este hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.”

    Posteriormente, y para los supuestos de despidos por causa objetiva, la disposición adicional decimotercera de la Ley 27/2009, de 30 de diciembre, de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas (BOE de 31 de diciembre) elevó en determinados supuestos el importe de la cuantía exenta, incorporando un tercer párrafo al citado artículo 7. e) de la LIRPF, conforme al cual:

    “Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos anteriores, en los supuestos de despido o cese consecuencia de expedientes de regulación de empleo, tramitados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores y previa aprobación de la autoridad competente, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.”


    En cuanto a la aplicación de las nuevas cuantías exentas, la disposición transitoria tercera de la citada Ley 27/2009 señala que:

    “La modificación de la letra e) del artículo 7, de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, contenida en la disposición adicional decimotercera de la presente Ley, será de aplicación a los despidos derivados de los expedientes de regulación de empleo aprobados a partir de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 2/2009, de 6 de marzo, así como a los despidos producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del

    Estatuto de los Trabajadores desde esta misma fecha.”

     

    Teniendo en cuenta que la entrada en vigor del Real Decreto-ley 2/2009 tuvo lugar el 8 de marzo de 2009, dicha nueva redacción contenida en el artículo 7 e) de la LIRPF, y, en consecuencia, la elevación de las cuantías exentas en los casos mencionados, solamente resulta aplicable a los despidos por las causas objetivas indicadas efectuados a partir de esa misma fecha.

     

    Cuantía exenta de tributación en despidos objetivos producidos a partir de 08 de marzo de 2009.

     

    Por tanto, en el presente caso, en el que el despido por causa objetiva se ha producido a partir de 8 de marzo de 2009, la cuantía exenta de tributación será la resultante de aplicar, en función estricta al tiempo trabajado en la empresa con la que se establece la relación laboral, los límites establecidos con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores para el supuesto de despido improcedente; es decir, con el límite de cuarenta y cinco días de salario por año de servicio con un máximo de cuarenta y dos mensualidades, según el artículo 56.1 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

     

    Las cantidades (en el presente caso, la indemnización de 20 días por año de servicio más la adicional) que excedan del límite exento estarán sujetas a tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y, por ende, a su sistema de retenciones a cuenta, y se calificarán como rendimientos del trabajo.

     

     

    Respecto de dichos rendimientos, el artículo 18.1 de la LIRPF dispone que …..

    “como regla general, los rendimientos íntegros se computarán en su totalidad, salvo que les resulte de aplicación alguno de los porcentajes de reducción a los que se refieren los apartados siguientes. Dichos porcentajes no resultarán de aplicación cuando la prestación se perciba en forma de renta”.

    Por su parte, el apartado 2 del artículo 18 de la LIRPF, en su redacción dada por el artículo 66 de la Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011 (BOE de 23 de diciembre), con efectos desde 1 de enero de 2011 y vigencia indefinida, establece lo siguiente:

    “2. El 40 por ciento de reducción, en el caso de rendimientos íntegros distintos de los previstos en el artículo 17.2 a) de esta Ley que tengan un período de generación superior a dos años y que no se obtengan de forma periódica o recurrente, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo.

    El cómputo del período de generación, en el caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento, en los términos que reglamentariamente se establezcan.

    La cuantía del rendimiento íntegro a que se refiere este apartado sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

    (…).”

    Cuando la indemnización se perciba en forma de capital … Aplicación de reducción del 40% del exceso de indemnización. (La superior a la prevista para el despido improcedente)

    De acuerdo con este artículo, cuando la indemnización se perciba en forma de capital, al exceso indemnizatorio sobre el límite exento le resultará de aplicación la reducción del 40 por ciento prevista en el artículo 18.2 de la LIRPF cuando el período de tiempo trabajado para la empresa sea superior a dos años. La cuantía del rendimiento íntegro sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

    Cuando la indemnización se perciba fraccionada en varios años ….

    Cuando la indemnización se fraccione en dos o más períodos impositivos, como en el presente caso, quedará sometida a tributación efectiva por el Impuesto a partir del momento en que su importe acumulado supere el montante que goza de exención en virtud de lo previsto en el artículo 7.e) de la LIRPF.

    Una vez superada dicha magnitud, sólo podrá aplicarse la reducción del 40 por 100, de acuerdo con lo establecido en el artículo 11.2 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31), en adelante RIRPF, si el cociente resultante de dividir el período de generación (determinado por los años de servicios en la empresa, contados de fecha a fecha), por el número de períodos impositivos de fraccionamiento, fuera superior a dos.

    Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero.

    Artículo 11. Aplicación de la reducción del 40 por ciento a determinados rendimientos del trabajo.

    2. Cuando los rendimientos del trabajo con un período de generación superior a dos años se perciban de forma fraccionada, sólo será aplicable la reducción del 40 por ciento prevista en el artículo 18.2. de la Ley del Impuesto, en caso de que el cociente resultante de dividir el número de años de generación, computados de fecha a fecha, entre el número de períodos impositivos de fraccionamiento, sea superior a dos.

    3. A efectos de la reducción prevista en el artículo 18.2 de la Ley del Impuesto, se considerará rendimiento del trabajo con período de generación superior a dos años y que no se obtiene de forma periódica o recurrente, el derivado de la concesión del derecho de opción de compra sobre acciones o participaciones a los trabajadores, cuando se ejerciten transcurridos más de dos años desde su concesión, si, además, no se conceden anualmente.( Se declara la nulidad del inciso destacado del apartado 3 por Sentencia del TS de 16 de noviembre de 2011. Ref. BOE-A-2011-19782.)

    4. La cuantía del salario medio anual del conjunto de declarantes del Impuesto, al que se refiere el artículo 18.2 de la Ley del Impuesto, será de 22.100 euros.

    5. La reducción prevista en el artículo 18.3 de la Ley del Impuesto resultará aplicable a las prestaciones en forma de capital consistentes en una percepción de pago único. En el caso de prestaciones mixtas, que combinen rentas de cualquier tipo con un único cobro en forma de capital, las reducciones referidas sólo resultarán aplicables al cobro efectuado en forma de capital.

    Definición de los periodos impositivos de fraccionamiento ….

    A estos efectos, deberán tenerse en cuenta, como períodos impositivos de fraccionamiento, todos aquellos en los que se perciba la indemnización, incluidos los ejercicios en los que la indemnización esté exenta. En cada uno de los períodos impositivos de fraccionamiento, la cuantía del rendimiento íntegro sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros.

    Cálculo de la retención a practicar por la empresa ….

    En lo que se refiere a la retención a practicar por la empresa, la misma se calculará de conformidad con la regulación del sistema de retenciones a cuenta por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que, sobre los rendimientos del trabajo, se contiene en los artículos 80 y siguientes del RIRPF. En cualquier caso, dicha retención debe practicarse sobre el exceso indemnizatorio sometido a tributación (el artículo 75.3 a) del RIRPF dispone la no obligación de retener sobre las rentas exentas, con excepción de la establecida en el artículo 7 y), teniendo en cuenta para el cálculo del tipo de retención, de resultar aplicable, la reducción del 40% anteriormente mencionada, conforme señala el artículo 83 del RIRPF al regular la base para calcular el tipo de retención.

    Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero.

    Artículo 75. Rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta.

    3. No existirá obligación de practicar retención o ingreso a cuenta sobre las rentas siguientes:

    a) Las rentas exentas, con excepción de la establecida en la letra y) del artícu­lo 7 de la Ley del Impuesto, y las dietas y gastos de viaje exceptuados de gravamen.

    Última actualización el Miércoles 31 de Octubre de 2012 04:18  

    Síguenos en facebook_minilogotwitter_minilogo

    Síguenos en facebook_minilogotwitter_minilogo

    Legislación

    Código QR de esta página

    QR-Code dieser Seite

    Ad. electrónica

    Juzgado Mercantil

    Buscador A&R

    Loading

    Artículos relacionados con este: